Lo que debes saber sobre las biopsias

Consumer Reports on Health: 09-2015

Cuándo en verdad necesitas una, y cómo obtener los resultados más claros

biopsies


Si tienes programado someterte a una biopsia, que involucra la extracción de una pequeña muestra de tejido, que se examina luego bajo un microscopio, eso significa que tu médico sospecha que podrías tener cáncer. Esto, por sí mismo, puede asustarte mucho.

Además, si bien millones de estadounidenses se someten a biopsias cada año, los expertos a menudo no coinciden sobre quién necesita una y lo que podrían significar los resultados.

Por ejemplo, un estudio de marzo de 2015 encontró que distintos patólogos que leyeron las mismas biopsias de cáncer de seno llegaron a conclusiones diferentes de las alcanzadas por un panel de expertos casi en un 25% de las ocasiones.

Esas diferencias pueden llevar a una atención médica inadecuada, por ejemplo, a no recibir terapia que potencialmente puede salvarte la vida cuando lo necesitas o a someterte a tratamiento agresivo cuando medidas más simples podrían haber sido suficientes.

Realizar una biopsia cuando en realidad no la necesitas también puede llevar a problemas. Estos problemas pueden incluir ansiedad y gastos innecesarios así como otros riesgos a los que no necesitabas exponerte, dado que las biopsias pueden provocar sangrado, dolor y otras complicaciones.

La confusión puede comenzar antes de la biopsia, con un examen de detección que a menudo desencadena biopsias. Esto se debe que hay desacuerdo generalizado sobre quién, por ejemplo, en verdad necesita una mamografía para detectar cáncer de seno o una prueba de sangre que mida el antígeno prostático específico (PSA, por sus siglas en inglés) para buscar cáncer de próstata. "Una de las mejores maneras de evitar las biopsias innecesarias es evitar exámenes de detección innecesarios", comentó el asesor médico en jefe de Consumer Reports, el doctor Marvin M. Lipman, M.D.

Hemos estudiado 4 cánceres comunes, y aquí explicamos cuándo los exámenes de detección y las biopsias están justificadas para cada uno de los casos:

Cáncer de seno

breast cancer

Conforme las mamografías se han vuelto más comunes, también lo han hecho las biopsias. Actualmente, casi 16 millones de mujeres en Estados Unidos reciben una.

Y casi al 10% de las mujeres de entre 40 y 59 años que se han realizado una mamografía cada año durante una década se les dirá al menos una vez que necesitan una biopsia. La mayoría indica que no hay presencia de cáncer. Aún así, una biopsia puede provocar preocupaciones y exámenes de seguimiento.

Quién debe realizarse pruebas de detección. Si bien muchas mujeres se realizan mamografías cada año comenzando a los 40 años, la investigación no ha mostrado de manera concluyente que hacerlo salve más vidas de las que se salvan al comenzar un poco más adelante, y hacerse las pruebas de detección con menos frecuencia. Y las pruebas de detección comenzadas a menor edad, aunadas a pruebas de detección frecuentes aumentan las probabilidades de una biopsia. El Grupo de trabajo de servicios preventivos (Preventive Services Task Force) de Estados Unidos, un grupo independiente que desarrolla recomendaciones para el gobierno, indica que las mujeres de 50 a 74 años de edad deben realizarse mamografías cada dos años. Otras mujeres deben hablar con su médico para ver si hacerse esta prueba tiene sentido para ellas.

Cuándo necesitas una biopsia. Normalmente necesitas una si tú o tu médico sienten una protuberancia en el seno o si una mamografía detecta una masa o pequeños puntos de calcio acomodados en forma de racimo o en una fila. Estas calcificaciones pueden ser una señal temprana de cáncer de seno.

Cuando puedes esperar y ver qué pasa. Si una imagen anormal no ofrece resultados definitivos, muchos radiólogos recomiendan una biopsia por reflejo, sólo para estar seguros. Pero en esa situación, puede ser una buena idea simplemente repetir los estudios de imágenes en unos cuantos meses, según el doctor Clifford Hudis, M.D., director del servicio de medicina de seno en Memorial Sloan Kettering Cancer Center en New York City. Lo mismo aplica incluso si se encuentra una lesión pequeña.

Lo que debes saber. Las biopsias en ocasiones pueden no ser claras. En ese caso, un cirujano puede tener que extraer una muestra más grande de tejido para examinarla.

Cáncer de próstata

Cáncer de próstata

Aproximadamente un millón de hombres en Estados Unidos al año se someten a biopsias de próstata, la mayoría luego de tener un análisis de sangre para medir el PSA, una proteína que las células cancerosas producen en grandes cantidades. Pero este análisis puede ser poco confiable. Factores como andar en bicicleta, un agrandamiento benigno de la glándula o una infección también pueden elevar el PSA. Lo que es más, es común que los hombres tengan una forma de cáncer de próstata que no es mortal. Pero las pruebas del antígeno prostático específico, e incluso las biopsias, no siempre pueden distinguir entre cánceres agresivos y otros de crecimiento lento.

Quién debe realizarse pruebas de detección. Los beneficios de las pruebas de detección de rutina están tan poco claros que el grupo de trabajo no recomienda realizar pruebas de PSA de rutina.

Cuándo necesitas una biopsia. Es posible que necesites una si tienes síntomas que podrían indicar cáncer de próstata, como una necesidad frecuente de orinar y sangre en la orina o en el semen, o si un examen físico revela una protuberancia en la próstata.

En esos casos, un médico puede utilizar el PSA para recabar más información. Si el PSA se reporta alto o si el nivel de PSA, si bien sigue siendo normal, se ha elevado considerablemente, podrías necesitar una biopsia.

Cuando puedes esperar y ver qué pasa. Si optaste por hacer una prueba del antígeno prostático específico y el resultado fue moderadamente alto, puedes realizarte una segunda prueba antes de aceptar una biopsia. También puede ser buena idea descartar una infección tomando un antibiótico para ver si eso hace descender el nivel de PSA. Si no optaste por realizarte una prueba de detección de PSA pero tienes síntomas que podrían ser señales de cáncer, considera un nivel de referencia de PSA y someterte a una biopsia si el PSA aumenta en una prueba de seguimiento. También puedes preguntarle a tu médico si una resonancia magnética o un ultrasonido podrían proporcionar más información.

Lo que debes saber. En las biopsias de próstata, los médicos suelen tomar muestras aleatorias de la glándula en un intento por obtener una muestra representativa. Si la biopsia no detecta cáncer, puedes optar por repetir la prueba de PSA y la biopsia uno o dos años más tarde.

Cáncer de piel

skin cancer

El melanoma y otras formas de cáncer de piel van en ascenso, así que no resulta sorprendente que las biopsias de piel representen aproximadamente la mitad de

todas las biopsias, de acuerdo con el doctor David Leffell, M.D., profesor de dermatología en la escuela de medicina de Yale en New Haven. "Tiene sentido", dijo. "Este es el órgano más accesible y muchos médicos pueden hacer una biopsia".

Quién debe realizarse pruebas de detección. Tu médico debe revisar  periódicamente tu piel en busca de neoplasias preocupantes. Y coméntale a tu médico si tú o alguien cercano a ti nota un lunar que luce distinto de tus otros lunares, un cambio en un lunar existente o cualquier otro cambio que te cause preocupación.

Cuándo necesitas una biopsia. Normalmente necesitas una si tienes una úlcera que no sana o que reaparece y sangra, según Leffell. También es necesario hacer biopsias de los lunares que te producen comezón o que sangran.

Cuando puedes esperar y ver qué pasa. Si eres una persona que tiene muchos lunares, tu médico no pedirá que se hagan biopsias de todos. Más bien, es posible que los fotografíe y lleve un seguimiento o que te refiere a la práctica de un experto  experimentado en el rastreo del desarrollo de lunares.

Lo que debes saber. Los patólogos especializados llamados dermatopatólogos leen únicamente biopsias de piel y pueden identificar mejor las neoplasias preocupantes.

Algunos dermopatólogos usan microscopios con múltiples cabezales de manera que varios expertos puedan analizar la lámina al mismo tiempo. "Eso es importante porque no todos los casos de cáncer de piel se presentan en blanco y negro", precisó Leffell.

Cáncer de tiroides

Cáncer de tiroides

Actualmente cada vez más personas están recibiendo diagnósticos de este cáncer, a pesar de que la cantidad de personas que mueren a causa de él siguen siendo bajos.

Los expertos sugieren que no hay un aumento en la enfermedad pero que los médicos simplemente están detectándola con más frecuencia a través de exámenes de imágenes solicitados por otras razones, como tomografía computarizada de la cabeza o el pecho. "Incluso si no lo estabas buscando, helo ahí, has encontrado un nódulo en la tiroides", comentó el doctor Richard Wender, M.D., director de control de cáncer de la Sociedad Estadounidense del Cáncer (American Cancer Society).

Es fácil hacer biopsias de estos nódulos con una aguja, y algunos pueden tener resultados que muestran cáncer. Pero la mayoría de los tumores que se detectan no son agresivos y es poco probable que te hagan daño.

Quién debe realizarse pruebas de detección. No existe ningún examen regular de la tiroides, pero cuando te sometas a un examen médico, el doctor puede examinarte la tiroides palpando la glándula (en la parte frontal de tu cuello, por debajo de la manzana de Adán).

Cuándo necesitas una biopsia. Si tú o tu médico detectan una protuberancia, el médico debe solicitar un ultrasonido y un análisis de sangre para revisar la función de la tiroides. En general, una biopsia es una buena idea cuando un nódulo supera 1 centímetro o crece rápidamente.

Cuando puedes esperar y ver qué pasa. Si los nódulos no alcanzan 1 centímetro y no tienen las características que indican un mayor riesgo de cáncer, habla sobre las estrategias de seguimiento con tu médico. Estas pueden incluir un segundo examen físico, un ultrasonido, o ambos, para asegurarse de que el nódulo no esté creciendo.

Lo que debes saber. La mayoría de las biopsias no detectan cáncer. Pero en ocasiones los resultados pueden no ser concluyentes. En ese caso, pregúntale a tu médico sobre el nuevo examen que busca marcadores genéticos en las células de la tiroides y puede ayudar con el diagnóstico.

3 pasos para obtener biopsias más precisas

alt

Averigua quién leerá tus diapositivas

¿Una sola persona va a examinar tus láminas, o lo hará un equipo? ¿Será un patólogo general, alguien que examina todo tipo de tejidos, tomados de todas partes del cuerpo, o un especialista? Idealmente, debe ser un especialista quien examine tus láminas y, de ser posible, un equipo completo.

Busca una segunda opinión

Esto es particularmente importante si la primera lectura de tus láminas fue realizada por un patólogo general y no un especialista, y si tu informe de patología revela un diagnóstico de cáncer potencialmente mortal. "Las segundas opiniones son muy comunes". Tu patólogo debe ser capaz de ayudarte a conseguirla.

Lee tus informes patológicos

No asumas automáticamente que no podrás entenderlos. Wender comenta que algunos pacientes le han hecho muy buenas preguntas sobre los conceptos que contiene el informe como por ejemplo: "¿Por qué este tipo de célula se menciona en la primera biopsia, pero no en la de seguimiento?". Según él lo explica, "no tienes que ser un experto en medicina para detectar algunas señales al leer tu informe".

¿Quieres Más?

Para más información, visita ConsumerReports.org/cancerscreening.

_____________________


Inscríbete para recibir Lo Nuevo Para Ti - nuestro boletín mensual. Recibe contenido nuevo entregado directamente a tu correo electrónico.