Lo que no sabes acerca de tu médico te puede perjudicar

Consumer Reports magazine: 03-2016

Y buena suerte si buscas descubrir quiénes son

doctor

Miles de médicos a través de los Estados Unidos se encuentran en periodo de práctica médica vigilada por razones que incluyen abuso de drogas, conducta sexual indebida y errores por descuido algunas veces mortales.  Pero siguen allí, practicando.  Y buena suerte si buscas descubrir quiénes son.


-- Por Rachel  Rabkin Peachman

El informe de la Junta Médica Estatal sobre Leonard Kurian, un ginecólogo obstetra en el sur de California, cuenta en crudo detalle clínico lo que ocurrió a varios pacientes bajo su cuidado. Y no es fácil de leer.

El informe describe el momento en que Kurian retiró quirúrgicamente el ovario equivocado de una mujer de 37 años de edad, un error que la paciente solo descubrió semanas más tarde, cuando seguía con dolores y fue a hacerse más exámenes.

El ovario bueno ya no estaba y el que tenía los quistes aún estaba dentro de ella.

El récord de Kurian empeora a partir de allí. El informe demuestra cómo sus errores de conocimiento de medicina, juicio, protocolo y atención contribuyeron a la muerte de dos pacientes. Ambas eran jóvenes madres que recientemente habían dado a luz a bebés saludables.

Uno podría pensar que un doctor con ese tipo de récord tendría prohibido practicar la medicina, pero eso no ocurrió en este caso.

Miles de médicos que se encuentran trabajando están siendo actualmente castigados por sus respectivas juntas médicas estatales por hallazgos que los pacientes desearían conocer, cosas tales como comportamiento sexual inapropiado, sus propios problemas de adicción, prescripción excesiva de sustancias controladas y toda suerte de otros ejemplos documentados al ejercer la medicina de forma poco profesional o peligrosa.

Aunque las probabilidades son bastante buenas de que tu médico no sea uno de ellos, es importante estar seguro.

He aquí el problema: Aún en una época en la cual inmensas cantidades de información están disponibles al alcance de la mano, sigue siendo demasiado difícil que los consumidores encuentren el registro disciplinario de un médico y sus causas.

A través de nuestro Proyecto Paciente Seguro, Consumer Reports está trabajando para cambiar la forma como funciona el sistema a lo largo del país. "No debería ser necesario que los pacientes investiguen a sus médicos", dice Lisa McGiffert, quien dirige esta iniciativa. "Los médicos sancionados que están en periodo de práctica médica vigilada deberían tener la obligación de contarles a sus pacientes su situación".

El otoño pasado en California, el estado con más médicos, Consumer Reports solicitó a la junta médica que hiciera justamente eso. La junta rechazó la idea, diciendo que pondría demasiada carga sobre los médicos y dañaría la relación médico-paciente.

También presentamos una solicitud de registros públicos y logramos obtener toda la base de datos de California de médicos en periodo de práctica médica vigilada a finales de septiembre, información en la cual pueden hacerse búsquedas ahora en el sitio de Internet de nuestro Proyecto Paciente Seguro.

La investigación a fondo de Consumer Reports en los registros de California pone este importante asunto bajo la lupa. Al leer algunas de las resoluciones de acuerdos sobre periodos  de práctica médica vigilada, todos firmados por los médicos y sus abogados, queda claro por qué esto es importante:

Yessennia Candelaria Inhabilitada para trabajar
Yessennia Candelaria, Pediatra: La junta médica la citó por 13 casos de disciplina, diciendo que "se encontraba bajo la influencia de drogas a tal grado que esto impedía su capacidad de practicar medicina con seguridad para sus pacientes y para el público".

Está el cirujano ortopédico cuya falta de atención al fémur fracturado de un hombre dio como resultado la amputación de una pierna. Y la doctora familiar, quien, junto con su esposo cardiólogo, ordenó más de 4 millones de dosis de hidrocodona en 15 meses, pero cuando los investigadores la presionaron, solo pudo dar razón de una pequeña fracción de ellas.

Encontrarás ejemplos de médicos que practican bajo la influencia de drogas y alcohol, un psiquiatra que bebía durante su guardia y el urólogo arrestado por conducir bajo la influencia de sustancias cuya lectura de alcohol en la sangre era de casi dos veces el límite legal.

Y ¿qué tal un muy respetado cirujano con trastorno de ataques epilépticos? ¿Es su afección algo que los pacientes necesitan conocer?

Algunos de los casos más indignantes hacen que uno se pregunte: ¿Qué se requiere para que a un médico se le suspenda o revoque la licencia? Y si ese tipo de transgresiones son regularmente toleradas con apenas sanciones modestas y discretas, el sistema para castigar a los médicos debe volverse más transparente, confiable y accesible de lo que es hoy en día.

Las juntas médicas estatales son realmente agencias regulatorias híbridas que combinan la supervisión gubernamental con la revisión profesional por parte de colegas. Su propósito principal es certificar y castigar médicos e investigar quejas ya sea presentadas por miembros del personal médico, hospitales, tribunales o la policía.

Su importante trabajo es a menudo llevado a cabo por médicos voluntarios y también por voluntarios por fuera de la profesión médica.

“Uno de los puntos definitorios principales de lo que es una profesión, es que esta toma la responsabilidad para regularse a sí misma”, dice el doctor Jim E. Sabin, M.D., director del programa de ética de Harvard Pilgrim Health Care, una compañía de seguros en Boston, y profesor de clínica de psiquiatría y medicina de la población en la Escuela de Medicina de Harvard.

Los hallazgos de la junta y sus sanciones deberían ser públicos, dice Sabin. “¿Puede eso ser incómodo para la profesión médica? Sí, puede serlo. Es desafortunada, la incomodidad, pero la responsabilidad de una agencia como una junta médica es con el público".

 En el caso de Kurian, la junta de California lo puso en un periodo de práctica médica vigilada desde 2015 hasta 2022, citando 40 instancias de su negligencia e incompetencia, y sin embargo le permitió seguir ejerciendo bajo la condición de que completara cursos en capacitación clínica, ética y mantenimiento de registros médicos. Y no tiene que decirle a ninguno de sus pacientes nuevos o existentes que fue sancionado con un periodo de práctica médica vigilada, o revelarles lo que se encuentra en el informe de investigación de 25 páginas de la junta que detalla sus errores. Kurian no respondió a los mensajes que se le dejaron con el personal de su oficina. Dos de sus abogados declinaron comentar.

Información oculta

82% de los estadounidenses están a favor de la idea de que los médicos tengan que informar a los pacientes que están sancionados con una práctica médica vigilada, y por qué.


¿Cómo pueden darse cuenta los consumidores de que su médico ha sido citado por atención médica por debajo del estándar, mal comportamiento, u otros problemas, y por qué?

La disponibilidad de esta información crítica varía de un estado a otro, y es muy difícil de encontrar.

El Banco Nacional de Datos de Médicos (NPDB), parte del Departamento de Salud y Servicios Humanos, recolecta datos sobre pagos por mala práctica médica y ciertos niveles de acciones disciplinarias en Estados Unidos para médicos con licencia y otros profesionales de la salud. Aproximadamente 1.25 millones de médicos han practicado la medicina en este país desde 1990, cuando se abrió la base de datos. Durante ese tiempo, aproximadamente 192,000 médicos, o aproximadamente el 15% han tenido que pagar al menos una indemnización por mala práctica y 50,000 han tenido “una acción desfavorable en su contra” de su junta médica estatal, o de otras agencias, según un análisis de Consumer Reports de la base de datos. Las acciones incluyen cosas tales como una reprimenda, tiempo en periodo de práctica médica vigilada y suspensión o revocación de la licencia.

El problema es que no puedes acceder a esa base de datos central y simplemente escribir un nombre y consultar el registro de tu internista o cirujano. Solo los hospitales, los médicos, los funcionarios judiciales y policía, las compañías de seguros y otros pocos grupos selectos tienen acceso.

La Asociación Médica Estadounidense ha ejercido presión durante mucho tiempo en contra del acceso público a la NPDB, sosteniendo que su información no es confiable y que sería injusto con los médicos. El grupo de médicos respondió algunas preguntas de Consumer Reports acerca de estas preocupaciones, pero no otras, y no accedieron a tener una entrevista pública.

El presidente de la AMA, Steven J. Stack, M.D., en una declaración para Consumer Reports, llamó a la NPDB “inherentemente defectuosa”, citando como prueba un informe de la Oficina de Responsabilidad Gubernamental de hace 15 años. Dijo en su declaración que hacerla pública " no ayudaría a los pacientes".

La Alianza Nacional de Médicos, NPA, una organización de médicos comprometidos con la justicia social y las reformas al cuidado médico, cree que el sistema de informes disciplinarios debería ser menos secreto y más útil para los consumidores. “Un buen lugar para esa información podría ser el punto de decisión donde los pacientes están eligiendo a su médico”, dice William Jordan, M.D., M.P.H., anterior presidente de la NPA.

Dice que le gustaría ver la información disciplinaria como la contenida en la NPDB integrada con las listas de proveedores de atención de salud de compañías de seguros y empleadores. Dice que una preocupación es cómo simplificar esta información para los consumidores y a la vez ser justo con los médicos.

66% de los estadounidenses se inclinan a impedir que los médicos vean pacientes hasta que termine su periodo de libertad médica vigilada.


Robert E. Oshel está de acuerdo con esa clase de transparencia. Fue el director asistente de la NPDB para investigación y disputas por casi 15 años hasta que se retiró en 2008, y desde entonces se ha convertido en un defensor de la seguridad de los pacientes, trabajando con Consumer Reports y otras organizaciones, sin sueldo, para hacer más accesible la información sobre médicos sancionados.

"Puedes encontrar más información acerca del récord de seguridad de tu tostadora y de si se va o no a incendiar, de lo que puedes averiguar acerca de tus médicos”, dice.

La AMA, entretanto, sugiere que los consumidores que buscan esa información vayan al sitio de Internet de una de las más de 50 juntas médicas estatales.

Pero esta no es una solución elegante. Cada estado de la Unión tiene su propia forma peculiar de proporcionar esta información, explicó Eric Fish, consejero legal para la Federación de Juntas Médicas Estatales.

“Esta información se encuentra en las actas de las reuniones de la junta, o algunos estados tienen una lista separada de acciones”.

Consumer Reports analizó los sitios de Internet de juntas médicas para su integridad y facilidad de uso. Los calificamos de mejor a peor y encontramos que aún cuando los consumidores llegan al sitio de Internet correcto, la información sobre un médico en particular aún era difícil de localizar y muy a menudo, donde estaban involucrados casos de negligencia médica, estaban incompletos.

En Mississippi, que aparece como el peor en nuestras calificaciones, la información es escasa y vaga. Para obtener detalles acerca de un médico, los consumidores son dirigidos a una página que les dice que deben pagar $25 por solicitud.

En California y New York, que tienen dos de los sitios de Internet de juntas mejor calificados, investigar la historia disciplinaria de un médico aún puede requerir investigar y descargar grandes documentos en forma de PDF, luego buscar entre las páginas de textos legales para llegar a la parte clave de los hallazgos.

best practices

Confusión en línea

doctor


Las personas que buscan un médico de atención primaria, o un especialista, a menudo le piden a sus amigos, familiares o a otros médicos que los remitan a alguien en quien confíen. Y más y más, cuando los consumidores desean verificar el registro de un médico van a sitios de Internet tales como Healthgrades o Yelp que ofrecen revisiones y calificaciones.

Eso fue lo que Cynthia Mora hizo en 2010, cuando se enteró de que estaba embarazada con su tercer hijo luego de mudarse a Lancaster, California.

Su esposo, Ismael Aguirre, dice que su esposa hizo una búsqueda típica en línea sobre médicos en el área y llegó al ginecólogo obstetra anteriormente mencionado, Leonard Kurian. Luego, dice, buscó su nombre "para ver qué salía", y fue persuadida por las opiniones en su mayoría positivas que encontró.

Aguirre está seguro de que su esposa no sabía que su nuevo obstetra ya había recibido una reprimenda de la junta médica del Estado en 2006 por atención "negligente" e "incompetente" y comportamiento "deshonesto".

Es poco probable que los pacientes que investigan casualmente a Kurian en sitios de calificación de médicos ampliamente utilizados encuentren información clara, exacta o actualizada acerca de su récord. En Healthgrades y Yelp, la primera impresión que uno se lleva de Kurian es positiva.

Al momento de publicar este informe, tenía una calificación de 4 de un máximo de 5 estrellas en Yelp, con base en opiniones de 17 pacientes, muchas de ellas magníficas, otras no: “Es el mejor médico que he tenido”, publicó Kayla M. “¡Nunca iré a ninguna otra parte!” escribió Leah  C. “Aunque algunas mujeres juran que el Dr. Kurian es el mejor, yo debo diferir. Conmigo se equivocó totalmente”, dice Sharon C.

Yelp se centra en opiniones de usuarios y no revisa el récord de un médico en las juntas médicas estatales u otras fuentes, dice Morgan Remmers, gerente decano de negocios en la compañía.

En Healthgrades, Kurian tenía 3.4 de 5 estrellas con base en 38 respuestas de usuarios. Ese sitio proporciona información acerca de si los médicos han tenido demandas por negligencia médica, o si se han tomado acciones de la junta en contra de ellos, pero encontrar cualquier detalle requiere conocimiento y diligencia.

Por ejemplo, aunque el registro de Kurian en Healthgrades sí mencionaba una sanción en su contra, esta era por “dejar de mantener registros médicos adecuados”, lo que obscurece los hallazgos médicos más graves de negligencia e incompetencia.

Bajo la categoría de Acciones de la Junta de Healthgrade, decía, “No se encontró ninguna acción de la junta para los años en los cuales Healthgrades recolecta datos”.

Y aunque lejos de ser obvio, el informe completo y condenatorio de la junta médica sobre Kurian sí está allí, pero está mal etiquetado, enlazado al hallazgo más o menos inocuo de los registros médicos.

Healthgrades no muestra ninguna demanda por negligencia médica en contra de Kurian aunque el tribunal del Condado de Los Ángeles tiene un registro de 18 en los cuales ha sido nombrado.

Un representante de Healthgrades dice que el sitio toma los datos de más de 100 fuentes externas y depende de ellas para estar actualizado y ser exacto.

Una demanda en contra de Kurian y otros fue presentada por Ismael Aguirre por la muerte de su esposa, Cynthia Mora, y se resolvió fuera de los tribunales en 2013 por $950,000. (La ley de negligencia médica de California pone tope a los daños no económicos, tales como la pérdida de compañía, en $250,000).

¿Qué hace que un médico sea excelente?


Muchos de nosotros buscamos un médico sabio y empático que nos conozca bien y a nuestros seres queridos, por dentro y por fuera. Tristemente, es difícil encontrar un médico como ese incluso en televisión en estos días. Y ese es un problema: La evidencia sugiere que todos necesitamos buenos médicos generales. Los pacientes que ven a tales médicos han informado una mejor salud general y tienen menos probabilidades de morir de cáncer, de enfermedad cardíaca o de un ataque cerebral; de ir a la sala de emergencias; o de ser hospitalizados.

Aún mejor, sin embargo, es un médico general que pertenezca a una buena práctica médica. Qué tan bien se ocupa de ti un médico general puede depender, en parte, de su equipo y del ambiente que hayan creado.

¿Cómo es una buena práctica? El Peterson Center on Healthcare y los investigadores en el Centro de Investigación sobre Excelencia Clínica de la Universidad de Stanford trabajaron para responder a esa pregunta.

Primero, recolectaron datos de 15,000 consultorios de atención primaria en los Estados Unidos.
Para depurar la lista a los más exitosos, utilizaron 41 medidas aceptadas de calidad de la atención médica junto con datos sobre el gasto en atención de la salud. Entonces, enviaron un equipo de investigadores a una muestra de los consultorios con mejor desempeño para ver por qué destacaban. Los más exitosos compartían estas características:

Horario extendido  
El Centro Médico SureCare en Springboro, Ohio, ofrece horarios extendidos que comienzan a las 7 a.m. durante la semana y los sábados a las 8 a.m. Los médicos se turnan el último turno y los sábados. “Los pacientes saben que si llaman a las 7 de la mañana, serán recibidos ese día,” dice Joseph Garland, D.O., uno de los 6 médicos del centro médico. Saber que la oficina abre temprano ayuda a los pacientes a evitar viajes a la sala de emergencias, dice Garland. “Pienso que los pacientes deben sentir que hay disponibilidad”, dice Garland. “Es parte de nuestra cultura.”

Cuidadosos acerca del tratamiento excesivo
En Northwest Family Physicians en Crystal, Minn., un consultorio de 6 médicos, el énfasis está en pasar tiempo con los pacientes y entender el caso, no necesariamente en apurarse a hacer pruebas.“Si un paciente tiene dolor de espalda, pero no hay ninguna señal de que necesite cirugía, no tiene caso enviarlo para una resonancia magnética antes de intentar con medicamentos y terapia física”, explica el doctor James Welters, M.D.

Abierto a las quejas  
Las quejas de los pacientes son “tan valiosas como los cumplidos” según el estudio de  Peterson Center y Stanford. “En la mayoría de los sitios, las quejas van a un gerente, o a un departamento de quejas y allí mueren”, dice Welters. En Northwest Family Physicians, un equipo de enfermeras, gerentes, técnicos de laboratorio, médicos y coordinadores de atención se reúnen cada dos o tres semanas para revisar todos los comentarios y las quejas de los pacientes.

Atención en una sola parada 
Los mejores centros de prácticas llevan a cabo procedimientos relativamente menores que otras prácticas a menudo refieren externamente, tales como biopsias de piel e inyecciones para el dolor articular. También tratan de hacer arreglos para que los especialistas vengan al consultorio, de manera que puedan llevar a cabo ciertos exámenes, como las pruebas de esfuerzo, internamente.

Especialistas con visión similar y solo según se requiera
Cuando envían pacientes a especialistas, piensan mucho acerca de a quién los están refiriendo. “Quieres especialistas que compartan tu actitud y tu filosofía”, dice Nayana Vyas, M.D., de Family Physicians Group en Kissimmee, Fla., de manera que los pacientes no terminen con demasiada atención, o con muy poca. Su grupo también se reúne con los especialistas para garantizar que los pacientes puedan evitar problemas tales como pruebas o prescripciones duplicadas.

Comunicación de ida y vuelta
Los centros con mejores prácticas hacen un seguimiento activo, a través de llamadas telefónicas, visitas repetidas, o correos electrónicos, para asegurarse, por ejemplo, de que los pacientes tomen sus medicamentos según lo ordenado y que los vean pronto después de haber sido admitidos en el hospital, dice Garland. Y cuando los pacientes reciben atención médica de otros proveedores, los médicos hacen seguimiento con los especialistas para obtener los registros.

Un enfoque de equipo    
Los médicos en los centros con  mejores prácticas tienen equipos que incluyen una gama de proveedores de atención en salud, incluidos enfermeras, enfermeras practicantes, asistentes médicos, consejeros de nutrición y trabajadores sociales. “Tenemos un enfoque de equipo”, dice Vyas. Esto es similar en Northwest Family Physicians. “Uno de nuestros mantras es ‘el médico no puede hacerlo todo’ ”, dice Welters. En su consultorio, cada persona que ve al paciente, desde el recepcionista en adelante, hace preguntas acerca de lo que necesita el paciente. “Alguien puede venir por un tobillo luxado, pero cuando llegan revisamos para ver si hay alguna otra cosa que puedan  necesitar, desde pruebas de laboratorio hasta una vacuna para la influenza”.

Un lugar de trabajo justo   
Los médicos en los grupos de alto desempeño  no eran remunerados principalmente por cuántos pacientes veían, y por lo tanto por cuánto dinero hacen para la práctica. En Northwest Family Physicians, “tenemos un programa de bono de calidad”, dice Welters. Si el equipo alcanza ciertos objetivos en calidad y satisfacción del paciente, todos obtienen un bono. “Eso deja claro que la calidad de la atención es responsabilidad de todos”, dice.

Gastar sabiamente
Los grupos de médicos con altos puntajes tienden a evitar dispositivos costosos, de alta tecnología, como el último escáner de densidad ósea, en parte debido a que esto puede empujar a los médicos a ordenar pruebas innecesarias para recuperar los costos del equipo costoso. En cambio, las prácticas responsables se enfocan en la clase de tecnología que alienta la eficiencia, como los registros médicos electrónicos.

— Elizabeth DeVita-Raeburn

Qué salió mal

No alt yet


En este informe, la Junta Médica de California fue bastante específica en relación con lo que dice que salió mal en la atención médica que Cynthia Mora recibió.

En las últimas semanas de su embarazo, fue a la sala de urgencias con un dolor muy fuerte en el costado, y mientras estaba allí, comenzó su trabajo de parto. Pero el dolor no cedió con el nacimiento de su tercer bebé, una niña muy saludable.

La investigación de la junta médica encontró que Kurian ignoró las señales de un apéndice perforado y por días se mantuvo con un diagnóstico diferente que no coincidía con sus síntomas. Dijo que también falló al no hacer las pruebas correctas y “evaluar su condición adecuadamente” antes de darla de alta.

En los hallazgos de la junta, aparece que Kurian “admitió más tarde que nunca leyó las notas de las enfermeras que documentaban la historia de dolor de 3 días y el cambio en los signos vitales” y que “hacerlo no era parte de su práctica habitual”.

Su falta de respuesta y apatía era también parte del problema. El informe dice que el médico “permaneció en su consultorio durante el día” y le tomó casi 10 horas y 7 llamadas telefónicas de las enfermeras y de la angustiada familia antes de que Kurian fuera a verla después de haber sido readmitida al hospital.

Esto fue 4 días después de dar a luz, y ella estaba sufriendo de fiebre alta y dolor debilitante. El informe dice que murió 2 días más tarde con complicaciones que incluyeron infección, falla renal y ataque cardíaco como resultado de una perforación del apéndice que el médico no supo o falló al diagnosticar.

Kurian no admitió todas las acusaciones de la junta, pero no quiso pelear ninguna de ellas.

Cuando le preguntaron a la junta por qué se había permitido que Kurian continuara practicando, Cassandra Hockenson, gerente de asuntos públicos para la junta médica de California se rehusó a discutir los detalles de cualquier caso en particular. De manera más general, la junta considera dictaminar un periodo de práctica médica vigilada “si consideramos que un médico puede continuar practicando bajo ciertas condiciones y monitoreo" y añade que "todo se reduce al fin y al cabo a la seguridad del consumidor".

El Mejor y El Peor de las juntas médicas estatales

Si deseas ver si tu médico ha sido castigado por mal comportamiento o por atención médica de mala calidad, deberás revisar con tu junta médica estatal. Consumer Reports y el Instituto del Paciente Informado (Informed Patient Institute), un grupo de seguridad de pacientes sin ánimo de lucro, analizó los sitios de Internet de las juntas en todos los 50 estados para ver qué tan completas y fáciles de usar eran y las calificó en una escala de 1 a 100.

(Martin Schneider, presidente de la junta del Instituto del Paciente Informado, también está en la junta directiva de Consumer Reports).

Mejores cinco Puntaje total General
CALIFORNIA | 84
NUEVA YORK 79
MASSACHUSETTS 78
ILLINOIS 76
CAROLINA DEL NORTE   76
   
Peores cinco Puntaje total General
WYOMING 27
MONTANA 26
HAWAII 22
INDIANA 20
MISSISSIPPI 6

Aprende

Para las calificaciones completas de todas las juntas, más los enlaces a sus sitios de Internet, visita ConsumersUnion.org/safepatientproject

Doctores a los que se les ha permitido seguir ejerciendo como médicos

Ejemplos de la Junta Médica de California

Hay aproximadamente 100,000 MÉDICOS que ejercen en California; 446 de ellos estaban en periodo de práctica médica vigilada el 29 de septiembre de 2015, lo cual significa que pueden continuar practicando siempre y cuando cumplan con ciertas condiciones. Estas pueden incluir tomar un curso de ética, no tratar pacientes de sexo femenino sin un acompañante, y someterse a pruebas de drogas. A través de una solicitud de registros públicos,  obtuvimos la base de datos de la junta médica de los dictámenes de periodos  de práctica médica vigilada. Estos ejemplos ilustran el rango y la seriedad de los hallazgos. Nacionalmente, para verificar a tu médico, comienza en docinfo.org; si el médico ha sido castigado, serás enlazado con el sitio de Internet de la junta médica de tu estado. Para buscar en nuestra base de datos de California,  visita ConsumersUnion.org/safepatientproject.

Cirujano ortopédico

Hallazgos  Mientras se encontraba en periodo de práctica médica vigilada por abuso de sustancias y falsificación de prescripciones para medicamentos "altamente adictivos" y pacientes ficticios, fue "descubierto cuando utilizaba una prótesis de pene y vejiga" para eludir las pruebas de orina como parte de las pruebas de drogas ordenadas

Sanción 4 años en periodo de práctica médica vigilada, comenzando el 14 de noviembre de 2013, con un año adicional añadido el 23 de julio de 2015.

Pediatra

Hallazgos Conducta sexual inapropiada. El acusado "es un pediatra con un fetichismo sexual por los pies" que forzaba a las madres de sus pacientes a permitirle examinarles los pies mientras estaban en el consultorio. Durante un examen, tomó el "pie derecho de la madre del paciente y lo puso sobre la parte interior de su muslo" y luego "comenzó a girar el pie de manera que los dedos del pie de la madre rozaran su pene". Luego dijo que “había participado en una conducta similar con 30 o más madres/pacientes" durante un periodo de 12 meses.

SANCIÓN  8 años en periodo de práctica médica vigilada en total, comenzando el 30 de septiembre de 2009 (incluida una extensión de un año por dejar de tener un acompañante al ver pacientes, según lo ordenado).

Médico general

Hallazgos  Junto con su esposo cardiólogo, esta doctora general ordenó más de 4 millones de tabletas de analgésicos de receta que contienen hidrocodona, una sustancia controlada, durante un periodo de 15 meses, pero los investigadores de la Agencia Antidrogas (DEA) "solo pudieron dar cuenta de 167,000 tabletas”.

Sanción 7 años de periodo de práctica médica vigilada, comenzando el 28 de agosto de 2015.

Cardiólogo

Hallazgos “Negligencia grave” en el tratamiento de 4 personas con enfermedad cardíaca, incluidos 2 que murieron. Fue citado por fallar al no reconocer una arteria perforada que causó mientras insertaba un stent, exponiendo así al paciente a “radiación extremadamente excesiva”, sin ordenar pruebas de seguimiento apropiadas, por redactar una “historia y examen físico ficticios” sin ver al paciente, y al redactar registros médicos semanas después de que los pacientes murieran.

Sanción 5 años de periodo de práctica médica vigilada, comenzando el 31 de julio de 2014.

Internista

Hallazgos Al solicitar la renovación de su licencia en California, se descubrió que en 2012 la junta de Maine había "limitado previamente sus privilegios de prescripción de narcóticos" y que en 2013 había dejado de divulgar esa información a la junta médica de Virginia cuando solicitó practicar medicina en ese estado. Además, había respondido "no" de forma inexacta cuando se le preguntó si tenía historial de haber sido tratado por abuso de sustancias.

Sanción 5 años de periodo  de práctica médica vigilada, comenzando el 26 de septiembre de 2014.

Gastroenterólogo

Hallazgos Endoscopias innecesarias en múltiples pacientes y el tratamiento subestándar que dio a 3 pacientes en asilos de ancianos. También fue declarado negligente por no "manejar bien las condiciones crónicas de diabetes, esquizofrenia y trastorno de ataques epilépticos" y no "obtener el consentimiento informado" de los pacientes o sus guardianes.

Sanción  4 años de periodo  de práctica médica vigilada comenzando el 28 de julio de 2008; extensión de un año el 20 de enero de 2010; cinco años adicionales  de práctica médica vigilada, comenzando el 24 de octubre de 2013.

Pediatra

Hallazgos Publicidad falsa, facturación fraudulenta y prescripción inapropiada de medicamentos para la pérdida de peso y de otros medicamentos, incluyendo para él mismo.

Sanción Licencia suspendida por 90 días, luego 10 años de periodo  de práctica médica vigilada, comenzando el 12 de agosto de 2015.

Ortopedista

Hallazgos “Negligencia grave” en la atención de 2 pacientes, incluido uno cuyo fémur fracturado fue tratado de forma incorrecta por dos meses, permitiendo que el extremo agudo del hueso saliera a través de la piel. La pierna del paciente debió ser amputada.

Sanción  3 años de periodo de práctica médica vigilada, comenzando el 16 de octubre de 2015.

Urólogo

Hallazgos “Uso excesivo de alcohol,” luego de un arresto por conducir bajo la influencia del alcohol por un nivel de alcohol en la sangre de más de dos veces el límite legal en un fin de semana en que estaba de guardia para un hospital local. 5 meses más tarde, admitió beber nuevamente mientras estaba de guardia.

Sanción  4 años de periodo de práctica médica vigilada, comenzando el 5 de diciembre de 2013.

Neurólogo

Hallazgos Permitir que asistentes médicos sin licencia administraran de forma habitual analgésicos narcóticos a los pacientes mediante bombas de infusión; en un caso, una mujer fue enviada a casa después de recibir más de 4 veces la dosis apropiada. Fue encontrada muerta a la mañana siguiente.

Sanción  5 años de periodo  de práctica médica vigilada, comenzando el 3 de septiembre de 2014.

Médico familiar

Hallazgos Prescripción excesiva de sustancias controladas a los pacientes, incluido uno que recibió 1,080 tabletas de oxicodona en una ocasión, otro que surtió recetas por más de 41,000 tabletas de metadona en un periodo de 28 meses, y otro que recibió "aproximadamente 700 tabletas de oxicodona y 180 píldoras de Norco aproximadamente cada 3 semanas”. Además, vendía medicamentos cobrando en efectivo, sin etiquetas, sin el nombre del paciente, ni registros adecuados; y proporcionaba medicamentos gratis a los pacientes a cambio de favores sexuales.

Sanción  10 años de periodo  de práctica médica vigilada, comenzando el 20 de febrero de 2015.

Señales de alarma

red flag


Cuando la junta médica estatal pone a los médicos en periodo  de práctica médica vigilada, esto puede tener poco efecto en su práctica. De hecho, los términos y sanciones impuestos por la junta algunas veces parecen específicamente diseñados para mantener a un médico trabajando.

Luis Felix Tincopa-Minan, un médico familiar en Whittier, California, está en periodo  de práctica médica vigilada por asaltar sexualmente y de forma repetida a una paciente de sexo femenino “vulnerable” y con “muchos problemas psicológicos”.

Según el informe de la junta médica, la joven seguía regresando a su consultorio a pesar de que el médico la manoseaba debido a que necesitaba surtir sus medicamentos para su trastorno por déficit de atención e hiperactividad y epilepsia. “Ella estaba en el consultorio a solas con él y él cerraba la puerta con llave”. Después de haber sido descubierto, dice el informe, Tincopa-Minan al principio lo negó, luego dijo que era de común acuerdo y finalmente admitió que no era la primera vez que tenía contacto sexual con una paciente.

La solución de la junta estatal a ese problema, encima de otros términos más de forma, fue requerir que Tincopa-Minan se sometiera a una evaluación psiquiátrica y tuviera una acompañante con él cuando examinara pacientes de sexo femenino.

Y no tiene que contarle a sus pacientes por qué esa persona está presente, o que él se encuentra en periodo de práctica médica vigilada por conducta sexual inapropiada.

Cuando se le contactó para que hiciera algún comentario, Tincopa-Minan nos dijo que estaba demasiado ocupado trabajando para hablar acerca de su estatus en periodo de práctica médica vigilada.

Aún en algunos de los casos más indignantes de médicos sancionados, los castigos impuestos por la junta médica estatal de California, y algunas veces incluso por el sistema de justicia penal, equivalen a un golpecito en la mano.

Tomemos el caso de la pediatra Yessennia Candelaria y su esposo, Efraín González, un ginecólogo obstetra.

Él trabajó como cirujano cosmético, dice el informe de la junta y Candelaria se asoció como su anestesista, algunas veces proporcionando sedación profunda. Hubo muchos problemas con ese arreglo, comenzando con el hecho de que ella ni está entrenada, ni está certificada para ofrecer ese nivel de anestesia.

El día de marzo de 2013 en que la policía ingresó a sus clínicas, el informe de la junta médica dice que ella estaba visiblemente incapacitada, con "sacudidas y temblores corporales extremos" un día en que había cirugías programadas. Una investigación encontró píldoras sueltas en su bolsillo, jeringas en su coche y viales inyectables de fentanilo y Demerol en el baño de su casa.

Ambos esposos fueron arrestados, y González renunció a su licencia para practicar la medicina. La junta médica lo citó por más de 100 ejemplos de su atención médica negligente e incompetente, incluidas cirugías mal hechas y por permitir que personal sin entrenamiento médico insertara líneas intravenosas. La junta citó a Candelaria por 13 casos de disciplina, escribiendo que "se encontraba bajo la influencia de drogas a tal grado que esto impedía su capacidad de practicar medicina con seguridad para sus pacientes y para el público".

González fue sentenciado a 90 días de cárcel y a un año de libertad condicional por tres delitos, incluidos evasión de impuestos y conspiración para practicar la medicina sin licencia, según una agencia de noticias local.

También se le ordenó pagar $100,000 para compensar a anteriores pacientes lesionados, quienes acordaron no demandarlo.

Aproximadamente en la misma época en la primavera pasada, la junta estatal levantó la suspensión temporal de Candelaria y la puso en periodo de práctica médica vigilada por 7 años, pero le permitió seguir practicando como pediatra si se adhería a ciertos términos, incluidos no practicar sola y hacer pruebas de fluidos biológicos. Ella está aceptando nuevos pacientes ahora. Debe decirles que tiene prohibido proporcionar sedación profunda, aunque no tiene que explicarles la razón. Tampoco tiene que mencionar su historial disciplinario o su uso de drogas. Cuando nuestra oficina la llamó, Candelaria se negó a comentar.

Aunque los informes de la junta médica de California describen las bases de los casos contra los médicos, rara vez explican la forma de pensar de la junta de cómo llegan a decidir aplicar una sanción en particular.

Para Sabin, el médico especializado en ética de Harvard, esta es una oportunidad perdida para más transparencia.

“Pienso que es importante proporcionar el razonamiento”, dice. “El hallazgo de una junta podría oscilar entre retirar permanentemente la licencia y requerir que alguien tome un curso de ética. Se debería explicar por qué están haciendo esto”.

Sigue el dinero de la mala práctica

Un porcentaje muy pequeño de médicos ha representado la mayor parte de las indemnizaciones pagadas por negligencia médica en el país durante el último cuarto de siglo. Esto es según un análisis llevado a cabo por Consumer Reports en el Banco Nacional de Datos de Médicos (National Practitioner Data Bank, NPDB), un depósito federal que ha recolectado acciones disciplinarias y pagos por negligencia médica desde 1990.

Robert E. Oshel, quien trabajó como director asociado para la investigación en las disputas en el NPDB por casi 15 años hasta que se retiró en 2008, miró las cifras y se dio cuenta de que menos del 2% de los médicos de la nación han sido responsables por la mitad del total de los pagos desde que el gobierno comenzó a recolectar información sobre la negligencia médica.

La negligencia médica está considerada como una indicación inexacta de un cuidado subestándar, por muchas razones. Los casos a menudo se arreglan antes del juicio y sin hallazgos documentados de delitos. E incluso los mejores médicos y cirujanos pueden a veces enfrentar demandas legales.

“Aún así”, dice Oshel, “cuando los médicos tienen múltiples arreglos grandes en contra de ellos, esto puede ser una señal de advertencia que sugiere que si las juntas de autorización y los revisores hospitalarios estuvieran dispuestos a hacer que esos médicos dejaran de practicar u obtuvieran un nuevo  entrenamiento, todos estaríamos mejor”.

malpractice chart

Haciendo más fácil que se sepa la verdad

Michele Monserratt-Ramos decidió trabajar como voluntaria con el Proyecto Paciente Seguro de Consumer Reports después de que su prometido, Lloyd Monserratt, muriera a los 36 años de edad de complicaciones luego de la remoción de la vesícula y una cirugía bariátrica. Ramos se enteró más tarde de que el cirujano de Lloyd tenía un historial de arrestos, incluida la posesión de crack de cocaína.

También se enteró que la junta médica de California en esa época tenía un programa para médicos con problemas de abuso de sustancias, que les permitía mantener sus adicciones en privado, siempre y cuando se inscribieran en un programa de recuperación.

Furiosa con el hecho de que médicos con esa clase de historial pudieran permanecer ocultos y seguir practicando, Ramos trabajó con otros en el estado para cambiar esa política, algo que finalmente sucedió después de años de cabildeo. Los médicos con historial de abuso de sustancias ahora pueden encontrarse en el sitio de Internet de la junta, junto con otras acciones.

“Es un progreso”, dice Monserratt-Ramos. “Pero aún es demasiado difícil que los pacientes averigüen si su médico es realmente seguro”.

Ella señala que la mayoría de los consumidores no saben nada acerca de estas juntas, o cómo navegar por sus complicados sitios de Internet. Es por esto que ella ahora está trabajando con otros activistas del Proyecto Paciente Seguro en California y a través del país para facilitar que los pacientes conozcan la historia disciplinaria de sus médicos.

Estos esfuerzos se están enfocando en cinco áreas:

  • Los médicos en periodo  de práctica médica vigilada deberían tener que decirle a sus pacientes que están siendo castigados y explicarles la razón.
  • Las juntas médicas estatales, donde los consumidores deben presentar las quejas acerca de los médicos o investigar sus registros, deberían presentar la información de forma clara y consistente, incluidos resúmenes en palabras sencillas de la razón por la cual los médicos están en periodo  de práctica médica vigilada.
  • Las juntas médicas estatales deben incluir más representantes del consumidor. Actualmente están dominadas por médicos.
  • Las juntas estatales deberían ser más agresivas al retirar la licencia de los médicos que claramente son un peligro para los pacientes.
  • El Banco Nacional de Datos de los Médicos, un depósito federal que incluye acciones disciplinarias tomadas por juntas estatales, hospitales y otras agencias del cuidado de la salud, al igual que pagos de mala práctica, debería estar abierto al público.


Para saber más acerca de los esfuerzos de Consumer Reports para proteger a los pacientes, visita ConsumersUnion.org/safepatientproject.

Un sistema de pirámide

Los pacientes que creen que han sido lastimados o maltratados, pueden presentar una queja con su junta médica estatal, que la investigará. Si la queja procede, todas las partes son notificadas, se revisa el caso, se toma una decisión, y se programa una audiencia.

En California, ciertas clases de juicios o acuerdos de arbitraje en casos de mala práctica médica en contra de un médico por más de $30,000 supuestamente deben informarse a la junta estatal. Por lo tanto, cualquier médico condenado por un delito menor o acusado de un delito a nivel de felonía, como por ejemplo, descargar ilegalmente un arma de fuego (en un caso durante una disputa por la cabra de un vecino) debería ser informado a la junta.

Solo un pequeño porcentaje de quejas resulta en una sanción en contra de un médico, según las cifras publicadas por el informe más reciente de la junta de California. Hubo 8,267 quejas oficiales presentadas en contra de médicos estatales el año fiscal 2014-2015. La junta abrió casos en contra de 1,381 médicos y cirujanos, y se dictaminó una reprimenda a 86.

A 136 médicos adicionales los pusieron en periodo  de práctica médica vigilada y se les permitió seguir practicando, 14 de ellos después de trabajar bajo suspensión temporal de sus licencias. La junta les revocó la licencia a 45 médicos más. Y otros 85 entregaron sus licencias antes de que la junta tomara una decisión final.

La tasa disciplinaria es así de baja en parte debido a que la carga de la prueba es alta. Debe haber “evidencia clara y convincente” de que ha ocurrido una violación y de que esta cumple con los lineamientos para seguir adelante, dice Kim Kirchmeyer, directora ejecutiva de la junta médica de California.

Otras personas interpretan las cifras de forma diferente, incluido el defensor de pacientes Robert E. Oshel, ex funcionario de la NPDB. Él dice que las juntas médicas tienden a proteger a los suyos. “Son dirigidas en su mayoría por médicos y a menudo se rehúsan  a tomar acciones en contra de otros médicos a menos de que tengan mucha presión, o si algo sale en la prensa”, dice.

Las juntas médicas han complicado las reglas que pueden mantener la información de forma efectiva fuera de las manos del público, tales como hacer una lista solo de los casos de mala práctica de un médico si llegan a un cierto umbral monetario, o si el médico ha tenido varios casos durante un periodo de tiempo, dice McGiffeert de Consumer Reports.

“Como resultado, un médico puede tener un largo historial de mala práctica, pero esto nunca aparece en su registro público”, dice ella. Las juntas con frecuencia no castigan a los médicos a menos que haya ofensas repetidas, dice William Newkirk, un abogado especializado en negligencia médica en California que representó a la familia de Cynthia Mora, la paciente de Kurian que murió. Newkirk ve un sistema imperfecto limitado por el reducido personal y los modestos presupuestos de las juntas médicas.

Para que un médico sea sancionado, dice Newkirk, “la queja tiene que ser dramática y la evidencia debe ser fuerte”.

Cuándo y cómo presentar una queja

Aguirre family ‘Esto podría haberse evitado. Mi esposa podría estar bien aquí con mi hijita y mis dos niños.’
—Ismael Aguirre, Cuya esposa murió en 2011

Después de que el médico de emergencias, doctor David Newman supuestamente drogó y abusó sexualmente de una paciente en el Mount Sinai Hospital en New York City en enero, la mujer llamó a la policía y fue a otro hospital en busca de atención médica. Esto le permitió a los médicos recolectar una muestra de semen, que si contenía ADN que coincidiera con el de Newman, podría haber reforzado el caso penal en su contra y mejorar las probabilidades de que se le retirara su licencia médica. Newman ha sido arrestado, y su abogado dice que Newman niega los cargos. Mount Sinai Hospital no hizo comentarios.

Muchas personas no saben qué hacer cuando han sido víctimas de una atención médica peligrosa o negligente. Esta paciente actuó rápidamente para asegurar la evidencia e informó el incidente.

Esto es lo que se debe hacer si crees que has sido lastimado por un médico:

Reconocer una causa para tomar acción.  Esto obviamente incluye cualquier clase de abuso físico o sexual que sufras de manos de tu médico, o si sospechas que un médico está practicando la medicina bajo la influencia del alcohol o las drogas. Además, existe el problema de la negligencia médica, que puede ser menos claro. La clase de daño médico que justifica una queja incluye cuando un médico prescribe en exceso un medicamento, o receta el medicamento equivocado, es deshonesto, o deja de darle los resultados de una biopsia de cáncer o un diagnóstico de un problema médico serio de manera oportuna.

Considera ponerte en contacto con la policía y un abogado.  Para presentar cargos penales, por, digamos, abuso sexual o físico, debes ponerte en contacto primero con la policía. Para una demanda por negligencia, probablemente necesites convencer a un abogado de que tienes un caso fuerte con potencial para una indemnización.

Ponte en contacto con tu junta estatal.  Esta es la agencia que autoriza y castiga a los médicos. (Para encontrar la junta de tu estado, ve a ConsumersUnion.org/safepatientproject). Algunos estados facilitan la presentación de una queja en línea en contra de los médicos.

Si tienes problemas navegando en el sitio de Internet, llama a la junta en busca de ayuda.

Reúne tus registros.  Es una buena idea enviar una copia impresa de tu queja, junto con copias de tus registros médicos y otros documentos de apoyo, a la junta. Una vez que la junta reciba tu queja le asignará un analista, el cual puede solicitar documentos o información adicional. Luego, sé paciente: La junta estatal debe determinar primero si tu queja justifica una investigación adicional. Y puede tomar varios meses o incluso más antes de que la junta tome una decisión final.

El derecho a saber

Muchos de los cientos de decisiones de periodos de práctica médica vigilada de la Junta Médica de California que revisamos involucraban comportamiento personal o profesional de mala calidad, tanto descarado como documentado. Pero no cada caso disciplinario es tan claro.

Consideren a Scott Eisenkop, un cirujano oncólogo altamente entrenado cuyo informe de tiempo en periodo de práctica médica vigilada describe sus limitaciones físicas luego del tratamiento para un cáncer de garganta en 1996. Aunque exitosas, la quimioterapia y la radiación lo dejaron con insensibilidad en la cara, resequedad en la boca y pérdida del oído, haciendo que sea difícil comunicarse con él. Eisenkop también toma medicamentos para un trastorno epiléptico.

Se presentó una queja en relación con Eisenkop por una operación que llevó a cabo en St. Joseph’s Medical Center en Burbank, Calif., en Mayo de 2012. Su comportamiento fue cuestionado.

Durante la investigación de la junta, un técnico quirúrgico que asistía en la cirugía dijo que había encontrado a Eisenkop "confundido, incoherente y desorientado" por varios minutos en medio de una complicada cirugía abdominal.

Algunos de los expertos llamados para evaluarlo durante la investigación dijeron que Eisenkop podría haber sufrido un ataque epiléptico.

Él rechaza esto, testificando en su audiencia y diciéndole recientemente a Consumer Reports que no fue para nada un ataque; él dice que simplemente estaba conservando su voz para cuando la necesitara más.

En su informe, los miembros de la junta médica de California se retractaron para reconocer su pericia, escribiendo que Eisenkop “disfruta de una reputación como cirujano extraordinario” y “está dedicado a su profesión”.

Al mismo tiempo, la junta reconoció el peligro potencial que representa y en 2014 lo puso en periodo de práctica vigilada por 10 años, concluyendo que los posibles efectos de su condición médica ponían en riesgo "a cada paciente que operara el cirujano". La junta decidió que Eisenkop podía continuar practicando la medicina solo si continúa recibiendo evaluación y tratamiento médico, limita sus turnos de trabajo a no más de 10 horas consecutivas y tiene un cirujano de respaldo con él siempre que actúe como cirujano principal.

Pero la junta no requirió que les revele a los pacientes su trastorno o el hecho de que se encuentra en periodo  de práctica médica vigilada. Tampoco le dijeron que dejara de operar pacientes permanentemente, aun cuando sigue siendo susceptible de sufrir ataques epilépticos.

Eisenkop dice que no siente ninguna obligación de compartir ninguno de esos hechos con sus pacientes. “No, no deseo hacer una revelación y decirles al momento, ‘De esto es de lo que se me acusó falsamente’. No, gracias”, dijo en una entrevista con Consumer Reports. Eisenkop mantiene que él es seguro operando siempre y cuando duerma lo suficiente y tome sus medicamentos.

Edythe Preet cree que tenía derecho a conocer esa información antes de que Eisenkop colaborara con su ginecólogo para remover un quiste y sus dos ovarios en 2013. La escritora de Van Nuys, Calif., está demandando a Eisenkop y a su ginecólogo. Su demanda alega que la cirugía la dejó con lesiones permanentes. El centro médico y su junta directiva también son nombrados en la demanda, por dejar que Eisenkop llevara a cabo la cirugía aunque la junta estaba enterada de la condición de Eisenkop.

Eisenkop dice que las quejas de Preet contra él no tienen bases y que nada salió mal durante la cirugía de Preet.

Lo que realmente molesta a Preet ahora es lo poco que sabía de Eisenkop antes de su procedimiento. La demanda legal de Preet alega que ella le pidió a su ginecólogo conocer a Eisenkop antes de la operación programada, pero le dijeron que él estaba “demasiado ocupado”.

Ella dijo que no presionó sobre el asunto, ni pensó siquiera en investigar su registro. “Soy de la generación que piensa —o pensaba— en los médicos como dioses e infalibles”, dice ella.

Tampoco pensó que al momento de su operación se estuviera investigando una queja formal contra Eisenkop por parte de la junta médica estatal.

“Si hubiera sabido eso”, le dijo a Consumer Reports, “no habría estado de acuerdo en tenerlo en el quirófano”.

Formas inteligentes para elegir a un médico

Muchas personas que buscan un nuevo médico comienzan pidiendo recomendaciones de sus amigos, familiares, o compañeros de trabajo. Aunque estas sugerencias pueden ser perfectamente buenas, necesitas hacer tu propia investigación. Estos son los pasos que deberías tomar:

1  |  Conoce tu seguro 

Un médico que no puedes pagar probablemente no es el médico correcto. Por lo tanto, ponte en contacto con tu compañía de seguros y obtén una lista de médicos aprobados, o dale a tu aseguradora el nombre del médico que estás considerando. Si estás en Medicare, visita medicare.gov/physiciancompare y ve los médicos que aceptan Medicare.

Consejo  No confíes únicamente en el sitio de Internet de tu aseguradora: Los médicos con frecuencia añaden o cancelan planes, y las listas pueden estar desactualizadas. Llama al consultorio del médico y pregunta.

2 |  Busca las banderas rojas 

No es fácil obtener información clara acerca del historial disciplinario de tu médico. Pero el mejor lugar para al menos comenzar es docinfo.org, dirigida por la Federación de Juntas Médicas Estatales, una organización que representa a las agencias estatales que otorgan la licencia y castigan a los médicos.

Consejo  Si los resultados de tu búsqueda muestran cualquier cosa bajo “Acciones”, haz clic en el enlace que te llevará a un sitio de Internet estatal. Una vez allí, tendrás que indagar un poco más profundamente para encontrar exactamente la razón por la cual el médico está en periodo  de práctica médica vigilada. Algunos sitios son más fáciles de usar que otros, como encontramos en nuestro análisis de sitios de Internet en todos los 50 estados. Si no tienes claro qué hacer o cómo interpretar lo que encuentras, llama a la junta médica de tu estado.

3 |  Haz una búsqueda más a fondo 

¿El médico ordena los exámenes correctos y prescribe los mejores tratamientos posibles? ¿Recibe a los pacientes con prontitud y los trata con respeto? Datos confiables sobre estas medidas son definitivamente difíciles de encontrar, aunque las tarjetas de reporte de los médicos se están volviendo más comunes. Si vives en California, Maine, Massachusetts, Minnesota, Washington, Wisconsin, en el área de Columbus, Ohio, o en el área de Detroit, revisa en Consumer Reports, el desempeño de los médicos para grupos médicos en esas regiones.

Si no, el Instituto de Pacientes Informados (Informed Patient Institute) sin ánimo de lucro reúne las tarjetas de reporte de médicos disponibles en línea y evalúa la utilidad de cada una. Para revisarlo, visita informedpatientinstitute.org.

Consejo No necesariamente confíes en las listas de “Mejores Médicos” en muchas revistas o sitios de Internet de ciudades o regionales:

Estas pueden ser una medida de la reputación, según lo determinado por los colegas, no mediante datos de calidad, tales como la frecuencia con la cual los pacientes reciben los mejores exámenes o tratamientos. Y sé cauteloso con las revisiones de usuarios en los sitios de Internet al juzgar la calidad: Es difícil saber quién escribió las opiniones (y cuál pudiera ser su relación con el médico), y los médicos a menudo reciben altas calificaciones con base en apenas unas pocas respuestas.

4 |  Revisa la afiliación con hospitales 

El médico que elijas puede determinar el hospital al que vayas. El sitio de Internet de tu compañía de seguros y, para los pacientes de Medicare, medicare.gov/physiciancompare debe enlistar las afiliaciones a hospitales del médico.

Consejo  Para obtener resultados nacionales, visita ConsumerReports.org/ hospitalratings para comparar los centros médicos en tu área.

5 |  Rastrea las conexiones 

El gobierno ahora recolecta información sobre la cantidad de dinero que los médicos reciben de las compañías de medicamentos y dispositivos médicos. Dichos pagos pueden ser legítimos, pero un médico que recibe grandes pagos puede estar influenciado de forma indebida por la industria. ProPublica publica ese tipo de información de pagos en propublica.org/docdollars.

Consejo Pregúntale también al personal del médico si el consultorio recibe muchas visitas de representantes farmacéuticos. Más y más están restringiendo dichas visitas de ventas. Eso es bueno: No solo ocupan una gran cantidad del tiempo de los médicos, sino que también pueden influir de forma inapropiada en su elección de los medicamentos.

6 |  Considera la compatibilidad 

Utiliza tu primera cita con un médico como prueba. Factores a considerar: ¿El médico escucha sin interrumpir? ¿Sientes que tus preguntas están siendo totalmente respondidas? ¿El médico explica tu diagnóstico y tratamiento y especifica una fecha para una cita de seguimiento?

Consejo  Pregunta también al personal de la oficina acerca de las políticas del centro de práctica médica. ¿Cuánto tienes que esperar para obtener una cita para una consulta de rutina? (El tiempo óptimo es menos de una semana). ¿Hay citas disponibles el mismo día? Además, evalúa el tiempo que pasas en la sala de espera. ¿El personal del consultorio es amigable, eficiente y respetuoso?

— Steven Findlay

APRENDE

Para ver un video sobre cómo encontrar a un buen médico y para escuchar más de Ismael Aguirre, que perdió a su esposa, y la defensora de pacientes Michelle Monserratt-Ramos, por favor visita ConsumerReports.org/doctordangers

_____________________


Inscríbete para recibir Lo Nuevo Para Ti - nuestro boletín mensual. Recibe contenido nuevo entregado directamente a tu correo electrónico.