Furia contra las llamadas pregrabadas

Consumer Reports magazine: 07-2015

Las soluciones para detener el ataque pueden estar finalmente a nuestro alcance

End Robocalls


Elizabeth Osborn, 79, de Indianápolis recibe incesantes llamadas pregrabadas; esas irritantes llamadas indeseadas, también conocidas como robocalls, que invaden los hogares todos los días, como un enjambre de mosquitos. “Recibo como 10 por día”, nos dice. Dice que para lidiar con el problema, intentó ignorar las llamadas, simplemente dejando que el teléfono suene y suene. Intentó atenderlas, siguiendo las indicaciones para hablar con un ser humano y así poder suplicarle a la empresa que se detenga. No tuvo suerte. “Cuando lo hago, las llamadas solo aumentan sustancialmente”.

Si las llamadas pregrabadas fueran una enfermedad, serían una epidemia. Cada mes, más de 150,000 consumidores se quejan ante la Comisión Federal de Comercio (Federal Trade Commission, FTC) y la Comisión Federal de Comunicaciones (Federal Communications Commission, FCC) acerca de “Rachel de Servicios para titulares de tarjetas” o los “representantes” de Microsoft que alertan sobre un virus informático. “Las llamadas pregrabadas eclipsaron las llamadas de televenta” como fuente de reclamo de los consumidores, afirma Bikram Bandy, coordinador de programas del Registro Nacional “No Llamar”, donde los consumidores pueden incluir su número de teléfono en una lista para restringir solicitudes indeseadas de televendedores. Aaron Foss, fundador de Nomorobo, una tecnología de bloqueo de llamadas, estima que el 35 por ciento de todas las llamadas realizadas en EE. UU. son llamadas pregrabadas. “Por cada 10 llamadas telefónicas que recibas, aproximadamente entre tres y cuatro serán llamadas pregrabadas indeseadas”, dice.

Solo para que no queden dudas: Las llamadas pregrabadas se refieren a llamadas de televenta automarcadas o pregrabadas dirigidas a líneas residenciales fijas de teléfono o a teléfonos celulares, o mensajes de texto no solicitados a números inalámbricos. Los mensajes informativos automarcados, como los que anuncian cierres de escuelas o alertas climáticas, están permitidos según la FCC, ya que son llamadas a líneas fijas en representación de grupos sin fines de lucro y campañas políticas.

Algunos consumidores frustrados simplemente desactivan la campanilla de su teléfono y dejan que todas las llamadas vayan al buzón de voz. Pero esa solución no es viable para todos, como señala Osborn. “Muchas personas no quieren dejar un mensaje. Tanto a mi madre de 96 años como a mi suegra de 85, quien sufre de demencia, las incomodan los contestadores automáticos”.

Una vía para las estafas

Las llamadas pregrabadas no solo afectan negativamente la calidad de vida: Son un método para que los estafadores estén a la caza de consumidores confiados. Se calcula que los fraudes de televenta, que a menudo empiezan con una llamada pregrabada, les cuestan unos $350 millones por año a los consumidores. La estafa mediante llamada pregrabada de Microsoft empieza diciendo: “Tu computadora nos está enviando un mensaje de aviso de virus”, luego promete arreglarlo si le permites acceder a tu computadora, y le abre así la puerta al robo de identidad. La estafa del IRS engaña a los contribuyentes para que crean que la agencia federal está en la línea solicitando que paguen “multas” mediante la carga de dinero en una tarjeta de débito prepagada. Otra estafa afirma que no te presentaste para cumplir con tu deber de jurado y pide “verificar” tu fecha de nacimiento y número de Seguro Social para su registro, información que un suplantador puede usar para abrir cuentas de crédito en tu nombre.

En gran parte gracias a la adopción generalizada de la tecnología de voz sobre protocolo de Internet (Voice over Internet Protocol, VoIP), que está reemplazando cada vez más a las anticuadas líneas fijas de alambre de cobre, el problema de las llamadas pregrabadas está empeorando. Las llamadas que se realizan con las líneas telefónicas tradicionales corresponden a un número asociado a una ubicación física, pero los que realizan las llamadas pregrabadas mediante VoIP pueden cambiar rápidamente su número original o suplantar uno, es decir, asumir un número diferente. En el fraude del IRS, los estafadores suplantaron un código de área de Washington, D.C. para parecer legítimos en el identificador de llamada. Se robaron más de $19 millones.

Además, con VoIP, los timadores pueden establecer tiendas en cualquier lugar del mundo donde haya conexión a Internet y realizar miles de llamadas por centavos.

“Hacer llamadas desde la India es tan barato como hacer llamadas desde Indiana”, observa Bandy. Y no necesitan un centro de atención telefónica sofisticado; pueden comprar una aplicación de software, cargarla en su teléfono celular y empezar a marcar.

phone scams

Ningún teléfono está seguro

no phone is safe

Si piensas que estás protegido de las llamadas pregrabadas porque solo usas un teléfono celular, estás equivocado. En algún momento, las llamadas pregrabadas se limitaron mayormente a las personas con líneas fijas tradicionales, pero hoy los dispositivos móviles también son vulnerables. Aún peor, las llamadas pregrabadas y los mensajes automatizados consumen tiempo valioso de los paquetes de “minutos”. Dave Huff, de Fortville, Ind., se queja: “Respondes, nadie habla o te dicen que no cuelgues porque tienen información importante sobre tu tarjeta de crédito, y todo consume un tiempo por el que tendré que pagar dinero extra”.

¿Por qué el Registro “No Llamar” no impide el ataque de las llamadas pregrabadas? Si bien por lo general es ilícito dirigir llamadas pregrabadas hacia un consumidor que no dio su autorización explícita para recibirlas, muchos de los que las realizan simplemente ignoran la lista de “No Llamar” apostando a que la FCC y la FTC estarán demasiado ocupadas como para salir a buscarlos. A menudo tienen razón: Solo un puñado de operadores de llamadas pregrabadas pueden hacer millones de llamadas con poco dinero. Por ejemplo, en 2012, la FTC cerró cinco salas de calderas donde se desarrollaba la infame estafa de “Rachel de Servicios para titulares de tarjeta” donde “Rachel” ofrecía tasas de interés más bajas para tentarte a que brindes tu número de tarjeta de crédito. “Vimos un efecto de insignificante a nulo en las cantidades de reclamos que llagaban sobre las llamadas de Rachel”, informa Bandy. “No se trata solo de jugar a 'dale al topo'. Tenemos que golpear a todos los topos para poder darles a los consumidores que se inscriben en la lista de “No Llamar” la paz y tranquilidad que desean”.

Bandy compara la epidemia de las llamadas pregrabadas con el estado de los correos electrónicos no deseados 15 años atrás: “Por cada mensaje legítimo, había 100 príncipes nigerianos escribiendo”. Pero gracias a la mejora de los filtros de correo no deseado, no son tan problemáticos como antes. Bandy pregunta: “¿Podemos hacer lo mismo con el teléfono?”

Soluciones nuevas y necesarias

solutions robocalls

Al admitir que las herramientas tradicionales como el registro en la lista “No Llamar” no estaban brindando soluciones, en 2012 la FTC lanzó un Desafío para las Llamadas Pregrabadas (Robocall Challenge), donde ofrecía un premio en efectivo de $50,000 para la mejor solución técnica de bloqueo de llamadas pregrabadas.

Uno de los tres ganadores fue Aaron Foss, un programador independiente que diseñó el prototipo de Nomorobo en un fin de semana. “Antes de enterarme del desafío, ni siquiera sabía que las llamadas pregrabadas eran un problema”, confiesa. La tecnología de Nomorobo intercepta todas las llamadas que ingresan en tu teléfono, determina las probabilidades de que sean llamadas pregrabadas y deja pasar solo las llamadas auténticas. Foss se jacta de que la tecnología tiene un índice de precisión del 95 por ciento.

Foss se alegra del éxito de Nomorobo, pero sigue sin comprender por qué las principales empresas de telefonía, con todos sus recursos, no resolvieron el problema antes. De hecho, hasta hace poco, uno de los mayores obstáculos para la adopción e implementación generalizadas de la tecnología de bloqueo de llamadas fueron esos líderes de la industria, quienes asumieron la postura de que su obligación legal de completar todas las llamadas les impedía ofrecer el bloqueo de algunas de ellas, a pesar de las súplicas cada vez más desesperadas de sus clientes. Pero en una significativa resolución de junio pasado, la FCC dejó a un lado las objeciones de las empresas y les permitió a las compañías brindar tecnologías de bloqueo de llamadas. “La FCC quiere dejarlo claro: Las empresas de telefonía pueden, y de hecho deben, ofrecerles a los consumidores herramientas de bloqueo de llamadas pregrabadas”, escribió el Presidente de la FCC, Tom Wheeler.

Pero en la actualidad, todavía depende de los consumidores construir su propio bastión contra las llamadas pregrabadas. Las personas con líneas fijas tradicionales y VoIP pueden reducir, pero no eliminar, las llamadas pregrabadas mediante la compra de dispositivos de bloqueo de llamadas que se enchufan en sus líneas telefónicas. Algunos te permiten hacer una lista negra de números que ya no deseas recibir; otros te dejan configurar una “lista blanca” o programar manualmente el teléfono para que reconozca y acepte una determinada cantidad de números “seguros” y conocidos.  Existen aplicaciones similares para los usuarios de iPhone y Android.

Las principales compañías de teléfono ofrecen también servicios de bloqueo de llamadas para algunas líneas VoIP y fijas. Pero las opciones dependen de tu ubicación geográfica y paquete de servicios, y son limitadas en cuanto a su capacidad para bloquear llamadas. Por ejemplo, AT&T te permite bloquear 20 números en su servicio VoIP, que es ridículo si tienes en cuenta la facilidad con la que los operadores de llamadas pregrabadas pueden cambiar los números. Peor aún, es posible que los clientes deban pagar por estos servicios.

“Ahora es el consumidor quien tiene la responsabilidad de explorar estos complejos problemas”, dice Delara Derakhshani, asesora de políticas de Consumers Union. “Están obligando a los consumidores a pagar por herramientas para bloquear llamadas que no deberían estar recibiendo”. Obviamente, esto no es justo.

En contraposición, la lista negra de Nomorobo contiene más de 883,000 números y se le agregan 200 números cada día. Nomorobo es gratis, pero actualmente solo está disponible para teléfonos VoIP y cuando lo ofrece la compañía. “Desde el punto de vista técnico, es posible trabajar con las líneas fijas”, dice Foss. “Ese es el gran empujón: Decirles a las empresas, ‘Simplemente pongan esto a disposición de todos’ ”.

Aquí entran en juego los consumidores. Ni la FCC ni la FTC pueden ordenarles a las empresas de telefonía que ofrezcan tecnología contra las llamadas pregrabadas, pero hasta ahora más de 327,000 personas firmaron la petición de EndRobocalls.org de este año donde se les exige a las compañías que empleen la tecnología disponible y se la brinden a sus clientes de manera gratuita.

En vista de la resolución de la FCC que le da luz verde a la tecnología de bloqueo de llamadas, los consumidores ganaron más autoridad. Y la simple llamada de queja a una compañía puede comunicar un mensaje. “Los costos de atención al cliente tienen más peso que los costos de realizar una llamada”, expresa Eric Burger, director del Centro de Georgetown para Comunicaciones Seguras de Georgetown University. “Cuesta dólares por minuto atender el reclamo de un cliente, y están ganando centavos por completar una llamada. Les gustaría ver que este problema desaparezca”.

¿No nos pasaría lo mismo a todos? Pero con el mayor ejercicio de autoridad de los consumidores, la eliminación de las barreras a las herramientas de bloqueo de llamadas por parte de la FCC, y el desafío de la FTC hacia los programadores para que inventen soluciones creativas, es posible que haya una cura para la epidemia.

Qué hacer cuando suena el teléfono

phone

“¡Estoy tan cansada de discutir con estas empresas!” se quejó Lori Rodriguez de Hackensack, N.J., en un foro de Consumers Union. “Les pedí que no llamaran, grité y vociferé y aún así siguieron llamando”. Otros optan por mantener un silbato cerca del teléfono, presionar 1 para hablar con un operador y hacérselo sonar en la oreja. Una mujer le pasa el teléfono a su bebé para que balbucee en él.

Estas tácticas pueden brindar satisfacción personal, pero son una mala estrategia para impedir las llamadas pregrabadas, dice Lois Greisman, subdirectora de la FTC. Presionar 1 solo verifica que una persona real levantó el teléfono, “y, por lo tanto, puedes recibir más llamadas”. Presionar el botón para indicar que no quieres recibir la llamada demuestra que eres alguien que responde en vivo. Los estafadores pondrán tu número en una cola a la que se dirigirán después.

Lo más frustrante es que tal vez no te des cuenta de que una llamada entrante es una llamada pregrabada porque los que las realizan suplantan números familiares o se esconden detrás de ellos para engañar al identificador de llamada y convencerte de responder. Si respondes el teléfono y lo que escuchas es el comienzo del relato de la llamada grabada, el consejo de Greisman es muy básico: Tan pronto como escuches las primeras palabras grabadas, cuelga.

Las verdaderas víctimas de las llamadas indeseadas

Los operadores de llamadas pregrabadas se apropiaron de mi número

“El 10 de marzo de 2015, los operadores de llamadas pregrabadas robaron mi número de teléfono fijo y lo usaron para hacer llamadas pregrabadas en todo el territorio de los Estados Unidos.

Me inundaron las llamadas de personas que querían saber por qué los llamaba continuamente. Me quejé con Vonage; registré una denuncia con el FBI. Todo en vano. Al parecer, tendré que renunciar a mi tan amado número fijo de más de 40 años”. — Elenore R., Washington, D.C.

La llamada de despertador de la 1:15 a.m.

“La noche en que internaron en el hospital a mi nieta de tres semanas por problemas respiratorios, recibimos una llamada a la 1:15 a.m. que publicitaba unas vacaciones en Disney. Nunca en la vida me latió tan fuerte el corazón”. — Carole F., Scott Depot, W.Va.

Falta de modales automatizada

“Recibes alrededor de tres por día en el teléfono fijo, muchas en el celular. Intenté amenazarlos con la FCC. ¡Se rieron!”  — Pauline G., Sierra Vista, Ariz.

Llamadas importantes perdidas

“Dejamos de responder nuestro teléfono fijo y pasamos a la mayoría de nuestros amigos y a los negocios que manejamos a nuestro número de teléfono celular.

El problema es que como hemos tenido la [línea fija] durante más de 20 años, muchas personas y negocios [todavía] tienen ese número en su sistema.

Perdí muchas llamadas importantes solo la semana pasada, dos eran de mi hospital para programar una cita, de modo que se retrasará un análisis de diagnóstico importante”.  
— Stephen M., Oceanside, Calif.

 

Los consumidores califican los dispositivos de bloqueo de llamadas

Los consumidores están tan enojados con las llamadas pregrabadas que cuando solicitamos voluntarios para probar cuatro dispositivos de bloqueo de llamadas ampliamente utilizados y la tecnología de bloqueo de llamadas de Nomorobo, respondieron más de 130 personas. Le solicitamos a cada persona que instale el bloqueador de llamada que le enviamos, controle la cantidad de llamadas pregrabadas que logran pasar durante cuatro días, luego desconectarlo y comparar los resultados. También les pedimos que describan qué tan fácil les resultó configurar el dispositivo.

Algunos de los dispositivos te permiten elaborar una “lista blanca”; es decir, los consumidores deben programar manualmente el teléfono para que reconozca y acepte una determinada cantidad de números conocidos y “seguros”. Algunos ofrecen una lista negra, lo que significa que el software ya tiene miles de números de llamadas no deseadas precargados, a los que se les impide entrar automáticamente. Algunos ofrecen ambas listas.

Salvo Nomorobo, todos los dispositivos se pueden instalar en una línea fija o en un teléfono VoIP (también conocido como “teléfono por Internet”) con identificador de llamadas; actualmente, Nomorobo solo está disponible para teléfonos VoIP. (No probamos nuestras aplicaciones de bloqueo de llamadas para teléfonos inteligentes.) Los precios incluidos son los que se cobran en Amazon.com, nuestra fuente de compras, no el precio sugerido de venta del fabricante. El modelo Sentry que evaluamos se reemplazó luego por el Sentry 2, que simplifica más la configuración e incorporación de números en la lista blanca.

Digitone Call Blocker Plus

Digitone Call Blocker Plus Digitone Call Blocker Plus

$110. Lista negra/lista blanca.

A nueve de los 24 evaluadores les resultaron confusas las instrucciones de configuración. Pero a los consumidores les gustó que el dispositivo funcionara en silencio: “Una luz roja parpadeante identifica un bloqueo exitoso. Podía ver cómo intentaban ingresar las llamadas pregrabadas, pero el teléfono no sonaba”, escribió un evaluador.

Dieciocho de los 24 encuestados dijeron que comprarían el dispositivo.

En resumen: Comprar.

Nomorobo

Gratis. Lista negra/lista blanca.

Nomorobo intercepta todas las llamadas luego del primer timbre, compara el número con una enorme lista de fuentes de llamadas pregrabadas y decide si dejar pasar la llamada. Los destinatarios oyen el primer timbre; si la llamada es legítima, el teléfono suena normalmente. “Solo bloqueó una llamada que sí deseaba recibir”, alabó un evaluador. Una vez que añadí ese número a la lista de llamadas deseadas, “entró en las siguientes oportunidades. Realmente no podría estar más feliz”. De los 40 evaluadores, 25 le dieron la mayor calificación a Nomorobo en una escala del 1 al 5, y nueve lo calificaron con 4.5 o 4.

En resumen: Un ganador.

Bloqueador de llamadas para teléfonos fijos de HQTelecom.com

Bloqueador de llamadas para teléfonos fijos de HQTelecom.com Bloqueador de llamadas para teléfonos fijos de HQTelecom.com

$59. Lista negra.

Un evaluador escribió: “El dispositivo no es ‘proactivo’, es decir, no bloquea las llamadas pregrabadas a menos que presione el botón de bloqueo”. (Tuvo que responder la llamada.) “Luego, las nuevas llamadas de ese número se bloquearán”.

Otros evaluadores se quejaron de que los números que habían bloqueado manualmente continuaron entrando. Entre las 13 personas encuestadas, seis dijeron que comprarían este dispositivo; siete dijeron que no.

En resumen: Mixto

Bloqueador de llamadas de modo dual Sentry

Bloqueador de llamadas de modo dual Sentry Bloqueador de llamadas de modo dual Sentry

$59 (Sentry 2). Lista negra/lista blanca.

Los encuestados opinaron que Sentry hizo un trabajo excelente para impedir las llamadas indeseadas; lo más problemático fue recibir las llamadas deseadas.

“No hay una opción para agregar manualmente números a la lista de llamadas a aceptar”, expresó un evaluador, lo que lo llevó a preocuparse por perder mensajes infrecuentes pero importantes, como la renovación de recetas o llamadas ocasionales de viejos amigos. Aquellos que llamen legítimamente podrán atravesar el bloqueo de Sentry si al escuchar un mensaje grabado presionan 0 para que los conecten. Pero la grabación se realizó con acento británico, lo que provoca que algunas personas piensen que se equivocaron de número si no se les advirtió qué esto podría pasar.

Veintisiete encuestados votaron sí; 28 votaron no.

En resumen: Mixto

CPR Call Blocker Protect

CPR Call Blocker Protect CPR Call Blocker Protect

$45. Lista blanca.

La funcionalidad de lista blanca solo protege a las personas de las que se saca provecho fácilmente pero restringe la selectividad del dispositivo. El comentario típico: “Bloqueó cada llamada que llegó, a menos que yo programara cada número que quisiera recibir. Este fue un enorme punto en contra, puesto que no existe una forma posible de que programe a cada persona cuya llamada necesite responder”. Ocho de los 10 encuestados dijeron que no comprarían este dispositivo.

En resumen: Desastre.

Actúa

Únete a nuestra lucha contra las llamadas pregrabadas presionando a las empresas de telefonía para que ofrezcan tecnología gratuita y efectiva de bloqueo de llamadas. Firma nuestra petición en: EndRobocalls.org.

_____________________


Inscríbete para recibir Lo Nuevo Para Ti - nuestro boletín mensual. Recibe contenido nuevo entregado directamente a tu correo electrónico.